Post Image

MILITANTES DEL CLIMAX: PONER EL DEDO EN LA LLAGA

0

Nota: Margarita Elías.

En su festejo por los primeros ocho años de vida, la banda tiró “la casa por la ventana”. Pero antes habló con BAG sobre su propuesta creativa arriba y abajo del escenario.

Estos muchachos abusan de su estilo… dicho en el buen sentido. De eso estamos todos seguros. Un show de estos reyes del funk y del hit-hot es como una caja de Pandora: algo que puede parecer un recital inofensivo se puede convertir en lo más ofensivo, artísticamente hablando. En esas horas salen a flote verborragias, interpretaciones teatrales de fuertes temáticas sociales y un viaje sonoro que logra marcar el beat corporal.

Los Clímax se encuentran celebrando sus ocho años de existencia y grabando lo que será su segundo LP. Sobre eso mismo estuvieron hablando con BAG Benjamín (alias: El Abuelo, encargado de las rimas) y Franco (alias: Frank Bersi, que interpreta el Oráculo).

BAG: ¿ES UN DESAFÍO PONER LETRA A TODA ESTA EXPLOSIÓN ARTÍSTICA QUE REALIZAN?

B: Ponerle letra a cualquier cosa ya es un desafío. Cualquiera que escribe se enfrenta a esta situación. Justamente esa es la diversión de hacerlo. En mi caso no sé si le puse letra a lo que hacíamos sino que escribí las canciones que quise y lo que fuimos combinando entre todos dio como resultado lo que vos ves. Una vez que la banda va tomando cierta identidad, te planteás escribir algo que entre en lo que creés que es esta propuesta o lo que el grupo genera. Hasta te vas poniendo más limitaciones en cuanto a qué decir. Ya no soy yo sólo hablando por mí, eso sería mucho más fácil.

BAG: ¿CÓMO LOGRASTE INCLUIR LAS ACTUACIONES DENTRO DE LA ESTRUCTURA MUSICAL?

F: Pasa, en primera instancia como algo muy personal, sobre qué tengo ganas de hablar o de qué lado siento que me puedo comunicar con el público. Después paso a acoplar eso al proyecto. Entonces me encuentro trabajando junto a los chicos en un personaje o una idea en particular, pensando en cómo puede formar parte legítima de la banda sin traicionar los principios.

BAG: ¿EN BASE A QUÉ COSAS COBRAN VIDA TUS PERSONAJES?

F: Surgen a medida que voy laburando sobre una idea, sobre tópicos que afectan a la sociedad. Está bueno usar esas cosas porque generan un diálogo más fluido con el público. Si estás hablando sobre situaciones por las cuales la sociedad está atravesando o que está debatiendo, es más fácil que te presten atención y entren en el lenguaje que vos estás planteando. Buscás también que la gente forme parte, se ría y participe de algo que está mal.

BAG: ¿TRATAN DE DESESTRUCTURAR LO ESTRUCTURADO?

B: No sé si es “desestructurar” la expresión indicada. Es más bien poner el dedo en la llaga, como jugar con lo que no se puede jugar. Lo que yo te propongo es poner la pelota de tu lado, explícitamente, y ver qué hacés vos. Después el juego es tuyo. No me voy a hacer cargo yo de decirte cómo son las cosas. Lo que sí puedo hacer es jugar con vos, empujar los límites, moverlos, cambiarlos y ver qué pasa entre todos. Y entre todos va a salir un resultado y va a surgir uno individual, en cada cabeza.

BAG: ¿ESTE ESTILO PROPIO SURGIÓ ESPONTÁNEAMENTE O LO FORMARON CON EL CORRER DEL TIEMPO?

B: Un poco fue así de espontáneo porque es la forma nuestra de ser como grupo, refleja nuestro humor en el sentido de que no somos pudorosos a la hora de hacer un chiste o de decir algo fuera de tono. Otro poco se fue generando, se fue dando hasta que el público nos dio una respuesta. Ahí empezamos a entender que le teníamos que dar más forma.

BAG: ¿CUÁL ES LA RAZÓN POR LA QUE MILITAN EN EL CLÍMAX?

B: En mi caso es por el grupo en sí. Lo que yo viví con estos pibes nunca pensé que sucedería. Más allá de lo que vos puedas decir sobre “les fue bien… les fue mal… tocaron acá… tocaron con tal…”, o bla bla. Yo lo que rescato es lo que me tocó vivir. Después lo artístico: considero que lo que yo hago es una partícula dentro de algo que está re zarpado, que son los Clímax y lo que genera en la gente. Recibís la satisfacción de pasarla bien, a su vez la gente la pasa bien viendo lo que hacés y la diversión que se genera estando en esto. Tenés la excusa para seguir tocando, salir, seguir conociendo lugares…

F: Priorizo también el grupo humano. Yo vivo con el Benja, viví con su primo que toca el bajo, con el violero, el saxofonista vivó en mi casa… Es por las experiencias y las cosas que vivimos. En mi caso nunca hice teatro en otro lado. No es que soy actor. Pasó que en la banda encontré un espacio personal, me regaló un lugar para hacer un laburo artístico, creativo. Y a medida que pasa el tiempo y aprendés a mejorar tus herramientas y tus lenguajes, empiezan a aparecer nuevos objetivos y lugares hacia dónde ir. Todo eso se lo debo a la banda.

Comentario